El Distinguido / Este segmento reconoce el esfuerzo de algunas personalidades que se han destacado en su larga o corta trayectoria artística, dejando siempre en alto el nombre de Panamá. (PILLE COLLADO) “QUIEN DIJO QUE …para saber de folclor, tienes que nacer en el interior”.

#FolclorEnLasVenas

INTRODUCCION

¿Quién dijo que para sentir como interiorano, tienes que nacer en Guararé, Los Santos ó Chorrera? Quién ha dicho?

Donde nazcas, éste es tu país, esas no son naciones distintas. Yo no supe que mi “mama” y mi “papa” eran de Chitré hasta los 14 años. Así mismo, no creo que para saber bailar ó cantar tienes que nacer en el interior. Se tiene que hablar con la gente que sabe, salir, parrandear y sobre todo, saber escucharlos, ellos son la verdadera escuela. No hay que nacer en el interior para saber de folclore.

Thanks for looking at our theme

El Sr. Eleuterio Collado Pranas, mejor conocido en Panamá como “PILLE COLLADO”, nos estimuló con estas palabras el día que nos recibió en su hogar y nos habló sobre la vida del niño, del hombre, del maestro, del amigo y del artista panameño. Esta entrevista a tan distinguida personalidad, que de ahora en adelante le llamaremos “EL TIO PILLE”, fue nuestra admisión a la escuela de Cultura y Folclore panameño, pero también fue la bendición para un feliz comienzo de nuestra revista. Te invitamos a que leas y te des cuenta por qué?.

A morning without coffee is like sleep.

Vaya que si nos sorprendió el TIO PILLE, en todo momento pensamos que hablaríamos con un señor del interior con muchas anécdotas que contar de la Tulivieja, los Duendes, etc, y miren lo que pasó.   ¿Dónde nace Usted?   “Nací en la ciudad de Panamá un 24 de Febrero del año &%$, y me crié en calle 14 debajo de Avenida A; soy Piscis, mi planeta regente Neptuno del elemento agua”.   ¿De dónde proviene el apodo de PILLE?   Es una historia muy larga, pero lo que si te puedo mencionar es que no me gustaba decirle a las muchachas ELEUTERIO así que mejor decía Pille.   ¿Qué nos puede contar de su infancia?   “Sobre el concreto diurno y nocturno corrieron mis pies descalzos, el farol de la esquina, noche a noche, servía de “machín” cundo jugaba la “lleva” o compañerito “pio-pio”. La iglesia de Santa Ana me inundó el catecismo, eran tiempos de yoyo, pin, bolsita y todas esas cosas que me mandaban un mensaje.

El Black Up, tiempo de guerra y de guardarse a las 12:00 am. lo llevo en mi pensamiento…. para ese tiempo sí se suspendieron las actividades del carnaval. Nací en Panamá, me crié en calle 14 Avenida A, cuando no había nada de lo que hoy podemos ver.”   ¿Y qué nos puede contar de sus inicios?   Me “partía el lomo” trabajando como docente, ya que nací para enseñar y toda la vida me a gustado hacerlo; Luego caí en el Folclore por accidente. Esto empieza cuando llego a trabajar en un programa que se llamaba la Voz del Pueblo como locutor, ponía los discos adecuados para los programas y en esa buscadera encontré uno de Bernardo Cigarruista, que desde entonces ha sido mi ídolo.

Con Cristobita Martínez es con quien empiezo a foguearme. Corriendo en zapatillas llegábamos a Avenida B y a calle 16 a formar la cantadera. En esos tiempos había un “capitán” ya que no todo el mundo sabía cantar.   Para los conocedores, hay una frase muy bonita que dice “recordar es vivir”, entonces recordemos “EL SOL SALE PARA TODOS”, pero no la telenovela venezolana de los 80´s…   Después de hacer algo de carrera en Radio Provincia, en Onda Popular como locutor, y de subir mi repertorio de Décimas de cero a tres, pasan unos cuantos añitos y me proponen que me encargue del programa de radio que lleva por nombre “EL SOL SALE PARA TODOS” que trataba del folclore panameño y la música Típica. Te puedes imaginar, con sólo tres décimas en mi repertorio me lancé al ruedo.

Por suerte las otras que tenían que salir en la programación ya estaban hechas y a leer se ha dicho.   Para aquel tiempo, la cantadera no tenía mucha aceptación en nuestro país y creo que eso fue lo que me motivó más a seguir en esto, además de que se necesitaba tener algunas cualidades naturales como: La buena dicción, una caja toráxica muy amplia y buena voz, así que modestia aparte había que complacer a la gente. Eso sí, para cantar había que hacer silencio y si alguien hablaba yo me callaba, me tenían que respetar, esa era mi norma.   ¿Qué le dieron sus dos profesiones?   La docencia me dio felicidad, sabiduría y reconocimiento en muchas provincias donde laboré. Por ejemplo Antón, donde soy fundador del Primer Ciclo Remón Ponce Aguilera y eso me llena de orgullo. Por el lado artístico, puedo decir que he tenido muchos reconocimientos ha nivel nacional como internacional. “PANAMA CANTA” que posteriormente se le llamó “EL SHOW DE PILLE COLLADO” y luego “PANAMA CANTA CON PILLE COLLADO”, es el primero y uno de mis grandes logros. Después vino el “BUHO DE ORO”, me reconocieron como el folclorista del año y viajé a México a recibir el premio, todo esto por los años 60´s. He conocido a muchas personalidades, entre ellas a: Vicentico Valdés, Armando Roblan quien trabajó conmigo en Canal 2 y del cual les puedo mencionar una anécdota. El quería que yo le hiciera una “salutación” para TV2 y le metimos candela… “Les desea TV2 una felíz navidad, años de felicidad les depara el niño Dios y que su divina voz lo redime de consuelo para encontrar ….de sentir muy felizmente a los televidentes feliz pascua y año nuevo…oouuaaa!”, también conocí a Omar Torrijos y a la señora Raquel, quienes me regalaron una guitarra la cual aún conservo. Jamás olvidaré a otros como: Nestor de Icaza, Damaris Pérez y Franco Poveda, quienes formaban parte del equipo de trabajo de un programa que llevaba por nombre “Allá en el Ranchito Mío”, donde se hacían presentaciones de gente que le gustaba cantar o hablar de temas específicos de folclore, tales como: Las formas de hacer la pollera panameña, se hablaba de las artesanías, costumbres y tradiciones, entre otras cosas. Ahí canté y hable del folclore por casi 8 años al mismo tiempo que me dedicaba a trabajar en radio Libertad. Canté en el Poliedro de Caracas por cuestiones patrióticas, canté en la Habana, en México en un programa muy famoso en esa época llamado “SALUDOSKI”. Hice un programa llamado “A LA HORA DEL CESTEO”, también participé en cuñas comerciales de la Lotería y Seco Herrerano entre otras cosas. En fin, me han dado mucho ambas profesiones ya que para uno desenvolverse en todo esto, se necesita de talento y educación.   ¿Qué recuerda de aquellos tiempos?   Muchas cosas bonitas y tristes como todo ser humano, pero te puedo cantar un pedacito de una décima que le gustó mucho a Omar, y le digo así, porque fuimos buenos amigos y lo recuerdo con mucho cariño. Todos los 9 de Enero, 3 y 4 de Noviembre cantaba esto: “…en la cima del Ancón, símbolo de iluminación y razón para los creyentes, elevarte a las estrellas y tenderte era mi inspiración, tiran de esos malditos extraños con saña cruel, debestial, el emblema…” “…madres para la nación platican en los altares, hay luto en los hogares por…” “…y es que el intruso sajón, ensañado, embrutecido, mata a los recién nacidos en las calles de mi patria, dicen que eso es democracia y yo dije asesino”. Yo soy Panameño hasta la muerte!   ¿Qué es lo que más le gustaba cantar?   Décimas. Y aclaro algo! La Mejorana es el tema genérico, lo que se canta es Décima. Las controversias son temas, la parte musical son los torrentes y lo expresado son las décimas. Te digo esto, porque al principio de la entrevista, te mencioné que me gustaba enseñar y creo que puede haber alguien que no esté muy claro qué es qué, a lo que a “Cantadera y Décima” se refiere. Mis temas eran variados (amor, pasión, controversia, etc.) pero muy poco esta última ya que no me gustaba. Yo tenía mis programas de televisión y radio, así que era solista y no entraba en eso del “tiki taki” ó como dicen algunos por ahí “cantante de tarima”. Me gustaba inspirarme en un tema específico y llevar algún mensaje positivo para la reflexión.   ¿Qué puede decirle a las nuevas generaciones?   Comparar una generación con la otra, no tiene “asidero”. Yo pienso que cada generación da su aporte, cada generación tiene lo suyo y cada generación se expresa como ella quiere expresarse. Nosotros, no teníamos tanta educación como los de ahora, ellos son más creativos pero armónicamente hablando antes había más. La Cantadera era más musical que ahora, eso no quiere decir nada, sino que cada generación está buscando lo suyo, de lo contrario se copiarían de nosotros y para qué hacer eso!. Eso los hace más originales …lo están haciendo bien!. Eso sí!, puedo hacerles unas observaciones: En la Cantadera hay algo que se conoce como la “CAIDA” que es lo que determina el torrente,… tu puedes hacer la bulla que quieras “allá arriba”, pero tienes que tener caída, si la tienes estás en el torrente. Las nuevas generaciones a veces cantan un zapateo y tienen caída, eso no está mal, porque como te dije están en busca de lo suyo.   ¿Mencione una pieza famosa de su repertorio?   “ZAFA DE AQUÍ GALLINAZO”, creo que si alguien no se acuerda por lo menos del nombre, necesita un buen baño de pueblo. Esta pieza es una “chapotería”.   ¿Existe acaso alguna diferencia entre el FOLCLORE y el TIPICO?   La gente le gusta enredarse la vida. Para mí el folclore, son las manifestaciones artísticas de un país y la música típica, es la que caracteriza ciertas modalidades de un país. Yo diría que el “TAMBOR DE LA ALEGRIA”, forma parte de la música típica de Panamá, pero ahí está la pregunta, es Folclórica ó es Típica?. Algunos le dicen a la música que toca Osvaldo Ayala, “Típica” y al Tamborito, “Folclore”. Yo digo que eso es perderse en tonterías, Mejorana, Cumbia o Tamborera, piezas típicas, instrumentos autóctonos o instrumentos blancos, lo toque Chacho de la Rosa, lo toque Galimani, al ritmo que sea es la música panameña por consiguiente es típica y es folclórica. ¿Cuál es la música que más le gusta oir?   A mis inicios Valdés, luego Daniel Santos y Negrete, posteriormente las baladas de %&$ y por último Samy y Sandra. Porque rompieron con el molde y los parámetros pre-establecidos.   ¿Cuándo se retira “PILLE” del ámbito artístico y a qué se dedica?   De las cámaras de televisión sí, pero jamás de la música. La llevo en las venas y en mi alma. De las aulas y mis estudiantes también me alejé, pero todavía me mantengo activo ya que estoy escribiendo un libro que habla sobre el folclore….eso es en otra entrevista.   ¿Dónde se ve de aquí a un año?   En Antón o en Chame, en una casita modesta pero cómoda con el amor de mi vida…Juana Irene Rodríguez de Collado.

Sobrino, para terminar sólo quiero añadir que la intención que tienen con la creación de una revista que resalte nuestras costumbres y tradiciones, llámense estas FOLCLORICAS o TIPICAS, es algo que hace mucho tiempo hacía falta en Panamá. Lo más curioso de todo, es que me doy cuenta que están aprendiendo y demostrando lo que yo viví hace muchos años atrás en este país. Hablar de nuestro Panamá y de su historia, sin ser del interior. Hay cosa que con mucha voluntad y fe, se consiguen. Pero no es fácil y se hace un poco más difícil cuando no se es de allá; no se habla con los mismos términos; pero hay que hacerlo y empatunarce de nuestra tierra y sus costumbres . Los individuos multiplicadores como ustedes harán grande a Panamá y eso es lo importante. Felicidades! y sigan así.

Artículo – Año 2000 / Entrevista – Año 1999 / Casa del Tío Pille – Panamá, Villa Cáceres.“>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here